martes, 26 de julio de 2011

El día sin nombre


Según el calendario gregoriano que rige de forma mayoritaria, las semanas constan de 7 días en todos los paises del mundo, creo.

Con sus arranques de lunes algunas, de domingo otras, con sus días festivos en rojo regulados por las religiones la más de las veces ( sábado para algunos, domingo para otros ) con su santoral a veces y sus fases de la luna a veces también.

Semana llena de mojones que organizan actividades más allá del trabajo, día de compra en el super para algunos, día de las clases de -lo-que-sea para otros, día otro lo-que-sea para otros.

La vida en cuadritos, en parcelitas, en porciones...

Y siempre falta un día: el día sin nombre, sin nombre de planeta, ni nombre del señor (el que sea), el día no "tengo-que...", el día paréntesis.

Lo mismo que al día siempre le falta una hora (o más) para atender todas las obligaciones o seudo-obligaciones, creo que a la semana, le falta un día, un día para no programar, un día en suspenso, un día siempre disponible, un día "tierra de nadie ni de nada", para llenarlo de la forma que sea, o simplemente no llenarlo y quedarse parado... en suspenso...soñando... o sin soñar... viviendo, sin más...

martes, 19 de julio de 2011

Los hay….


Los hay dorados, paliduchos o muy morenos.
Los hay perfectos, estrafalarios, divertidos.
Los hay caseros, artesanales o de fábrica.
Los hay ardiendo y los hay congelados.
Los hay de la esquina de casa o serranos.
Los hay de sitios lejanos y más lejanos aún.
Los hay con nombre autóctono, genuino.
Los hay con nombre inventado, ridículo.
Los hay con compañero espesito o sorprendente.
Los hay de domingo o de diario.
Los hay compartidos o solitarios.
Los hay que parecen llaves de sereno de mañana.
Los hay que parecen pétalos de margarita.
Los hay de alegría de aquí o de añoranza de allí.
Los hay para todos los gustos … si gustan.

¿Qué son?............................ (sin foto hoy, obviamente)

Pompita de jabón dedicada a un amigo que gusta mucho de ellos..... "Es que los hay que ...." :D, :D.... sí, gamberro: es para ti :D, :D, :D

martes, 12 de julio de 2011

Las palabras

Las palabras son este privilegio que tenemos los humanos sobre los animales, esta facultad de expresarnos con un código que solamente el género humano posee.
Muchas veces utilizadas con torpeza, con precipitación,  pocas veces descifrados con claridad sus matices.

Las palabras escritas son más pausadas la mayoría de las veces pero más peligroso su uso si no es reflexivo.
Las palabras pronunciadas poseen la fuerza de la intonación de nuestra voz pero corren a veces tan veloces que ni quien las dice las elige siempre con acierto, ni quien las oye tiene tiempo de saborearlas o analizarlas.

En este intercambio, nos ayuda nuestra voz pero también nuestra sonrisa, nuestra mirada, nuestro cuerpo entero, soplando calor con la mano que se tiende, el brazo que rodea, el hombro que se ofrece para consolar.

Cuando, por la distancia física, nuestras palabras se vuelven torpes al no disponer de esta ayuda del lenguaje corporal que todos desciframos desde la cuna sin ser muy concientes de ello ... ¿cómo transmitir nuestro cariño, nuestro apoyo, nuestro consuelo a quien lo necesita?...



                                      http://letrascanciones.mp3lyrics.org/y/yves-duteil/comme-dans-les/

martes, 5 de julio de 2011

La encina

Me gustan los árboles y tengo la suerte de vivir muy cerca de ellos.
La mayoría de los árboles de nuestro jardín son de aquí ( encinas y enebros) y lo eran mucho antes de venir nosotros a vivir a su lado.
Entretengo con algunos de ellos una relación muy especial.

Hace poco más de un año, se nos murió, atacada bruscamente por la "seca " una encina muy mayorcita ella... una de las joyas del jardín.

Se fue, dejando un hueco enorme, tanto físico como sentimental.

Allí también moraban animalitos varios, invisibles pero presentes por sus rastros ( camino vacilante y brillante de caracoles, muda de algun reptil, envoltorios secos y vacios de nidos de insectos desconocidos, alguna mantis religiosa, algun alacrán, algun sapillo...)

En sus ramas fuertes y rugosas, hizo sus primeras acrobacias mi gato explorador de 3 meses y fue también su sitio elegido para sus falsas siestas al acecho de ratones ( muchos) y pájaros ( esquivos casi siempre).

A su sombra, guardiana de nuestra intimidad, brotaban también charlas de despues del baño o con la noche bien entrada.

Se fue... no queda de ella más que algunas de sus ramas más gordas como una mano tendida, suplicando hacia el cielo.


Espectáculo desolador...