martes, 23 de julio de 2013

Postal de cine


                                                                                                                                                    de la red


Os prometí una postal de mis vacaciones en busca de las hadas
o los duendes de verano.
Y lo único que encontré fue esto... un enano... de jardín...

Bueno... no es en absoluto la clase de enano que buscaba pero tengo que reconocer que a éste le tengo cariño:
Éste es especial: es el enano viajero de la película de Amélie.
Una peli refrescante para estos días.
Me encanta esta película y me apetecía invitaros al cine hoy. (menuda cara tengo: es gratis, al aire libre, sin acomodadora ni ná, y podeís entrar y salir de la plaza a vuestro antojo)

Imaginad un cine de pueblo, al aire libre como os acabo de contar, en la plaza (también lo he dicho), con sus sillas de tijera, puestas por el ayuntamiento y colocadas en medio círculo con la fuente en el centro y los árboles alrededor.
Y el director de la Casa de la Cultura, como siempre, nos saluda brevemente y nos recuerda que tenemos que volver a guardar las sillas en el almacén al terminar la sesión.
Hablando de las sillas: ¡Aviso! Estas sillas son muy incómodas: acordaros de traer un cojincito de casa o se os quedarán las posaderas a rayas.
Y traed también una chaqueta, una rebequita o un chal: las noches refrescan mucho en mi pueblo.
Ah! y también las pipas, los caramelos y los chicles aunque la tienda de chuches sigue abierta hasta muy tarde... Creo que no me he olvidado de nada...
¡Ah! Sí, el chupete del pequeño también que sino os va a dar la noche.
Y sería una pena perderse...

                   "Le fabuleux destin d'Amélie Poulain"

Ya empieza... shhhhhh...


                ....................................................................

Vaya... como siempre, hay problemas técnicos... y encima sopla algo de aire y se mueve la pantalla. Menos mal, no hay tormenta.

Y por supuesto, los gamberretes aprovechan para silbar y alborotar... están las nenas cerca.
Y pasa el autobús de las once y cuarto, despacito para enterarse del programa; y saluda, como siempre.
Y a veces, también nos acompaña la luna, cotilla ella.

Bueno... no hay forma de verla de otra manera así que... paciencia.
Merece la pena. Creo que os va a gustar.
Y si ya la habéis visto y os ha gustado, merece la pena verla de nuevo: como los libros que apetece releer.
Y si no os engancha desde el principio o no sois cinéfilos, en este pueblo hay muchas terrazas donde podéis tomar algo mientras nosotros disfrutamos en París.
Nos vemos luego y nos contamos.

Pompita al aire libre en una noche de verano.

http://www.youtube.com/watch?v=CDW5uhQ9zi8
http://www.youtube.com/watch?v=4SRj-av79Ts

.

18 comentarios:

  1. n mi pueblo (en mis tiempos), la silla la llevábamos de casa. El resto, como en tu historia.

    De Amelie me acuerdo siempre cuando le corto el flequillo a Cuco...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ..."En mis tiempos"...
      Les digo siempre a mis hijos: "Mientras esté viva, esta época es la mía también." ;)
      Sí, algunos se traen la silla de casa :D Es que son francamente incómodas. (supongo que al comprar mobiliario, el ayuntamiento habrá dado prioridad a sus poltronas)
      :D ¡El flequillo de Cuco! ¡Quiero verlo! :D Supongo que así verá más claro lo que tiene que hacer... como Amélie.

      Eliminar
  2. Cuando quitaron el cine de verano de mi ciudad me llevé un disgusto tremendo. Es una tradición que tenía desde niña, una tontería seguramente, pero me encantaba sentarme en el crepúsculo a disfrutar de una película que ya había visto por la tele. Me "sabía mejor".
    Por cierto que hoy traes una de mis películas favoritas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, una experiencia distinta ver la peli al aire libre, rodeados de los vecinos y no de desconocidos o metidos en casa.
      Me gusta haber acertado con la película :)
      He visto que ponen mañana otra que me gusta :"Intocable" No te olvides del cojín ;)
      Besotes veraniegos

      Eliminar
  3. YeeeeeeeePAAA, Fram!!

    ¿Qué tal la canícula?, lo cierto es que eso del cine al aire libre me trae una buena pila de recuerdos, aunque el coche no era descapotable, jajajajaja (porque era en en buga y en Benicassim, naaaaaada de sillas) Además, a Mari le encantaba pasar antes por la pastelería a por una docenita de lionesas, pa que veas. Y yo ya ponía el moscatel, jajajajaja...

    Feliz ecuador de verano. Nos vemos en septiembre!!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (repito mi respuesta que se escapó por allí... :D )
      Asi que... autocine... y con pastelitos y moscatel :D:D
      Temperaturas ideales en la sierra :)
      ¡Disfrutad de la casita de la sierra! y la sombra de la higuera ;)

      7 b7s para repartir entre 2. :)

      Eliminar
  4. ...Lo cual no quiere decir que estés cateada, NI MUCHO MENOS, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy repasando la tabla del 7. Y la Herbología también. ;)
      7 b7s para repartir entre 4... jajaja

      Eliminar
  5. Me encantaría ir a tu cine de verano. Realmente nunca he asistido a ninguno por tanto, será todo un placer llevar mi silla o en todo caso, un cojín para disfrutar de esta película.

    :))
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Este pueblo "mío" es una delicia por todas estas cosas pequeñas... salvo las sillas jaja
      Un cojín y una rebequita ;)

      Un beso sonriente.

      Eliminar
  6. No conocía la película (ya sabes, mi amor al cine) He mirado el argumento en Wikipedia y parece no violenta, algo para mí exigible en cualquier peli. La veré en el cine abierto de verano de mi pueblo. Y aguantaré sus incómodas sillas de tijeras, mi trasero soporta aún bien dos horas de incomodidad. Y no me voy a llevar al cine mi sofá preferido :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D Ya sé, ya sé. :D Creo que te podría gustar: no hay helicópteros :D
      Intenta verla. Tiene mucha poesía y color.
      No sé en tu pueblo pero en el mío, aparte de las sillas (¡incómodas!), hay también algunos bancos en esta plaza, más acogedores.
      Besos de sierra. (de Madrid, no mecánica de esas de peli de terror :D )

      Eliminar
  7. ¡Muy buena la postal!
    Tiene un encanto especial el cine de verano, más aún en un pueblo y si hay que acompañarse de una chaqueta por el fresquito nocturno, mejor todavía :) Aunque hay que reconocer que las sillas se las traen con una peli como la que has elegido puede uno olvidarse de todo lo que le rodea, ¡me encanta Amelie!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cine, teatro, ballet o música; los espectáculos nocturnos al aire libre tienen su encanto ¿verdad? Huelen a verano :)
      Amélie (a pesar de su peinado :D ) tiene encanto también: el encanto de hacernos creer que las buenas personas pueden existir a pesar de todo.
      Besos y sonrisa.

      Eliminar
  8. Buena postal, personalizada, invita a visitar el lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Postal reflejo de un pueblo pequeño y encantador. :)

      Eliminar
  9. ¡A mí también me encantó cuando la vi en el cine! Y en la plaza de Bustarviejo con la tumbona... Ya no creo que la echen... Me lo imaginaré. En Bustar nos llevamos las tumbonas. Y las mantas los más frioleros. A ver este año que nos ponen. Si voy, me acordaré de ti. Te lo cuento a la vuelta.
    Preciosa postal.
    ¡Besazos, Fram!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Ya me imaginaba que te podía gustar: París, poesía, color, vida de barrio, buena gente ;)
      :D ¡qué bueno! nosotros también tenemos un diminutivo cariñoso para donde vivimos... pero no necesitamos mantas: hace menos fresquete aquí que al otro lado del Estepar ;)
      Hace poco pusieron "Intocable", muy buena también. Pero como ya la había visto una vez en el cine y otra enlatada, no fui. Miraré la programación de Bustar.
      Besotes, LuisMi :))

      Eliminar