martes, 11 de febrero de 2014

Soles y arenas


- ¿Sabes porqué las personas mayores tienen arrugas?
- No...
- Pues yo tampoco.
Y siguen dibujándose mutuamente violetas picos de pájaro
con el plumín que a ratos acercan al tintero de loza blanca,
el lienzo de dos palmas abiertas debajo del pupitre de madera.
-¿No podéis esperar el recreo para los cuchicheos? - dice una voz dulce encima de sus cabezas.
Y salen al patio a construir castillos en la arena, a medio sol.

.................................................
 No hablan. Se miran. Juguetean con la arena, los dedos entrelazados, manos nerviosas, cálidas...
- ¡Ostras! ¿has visto la hora que es? ¡¡En casa me matan!!
- ¡¡Luego te llamo!!
Y se van corriendo hacia sus motos respectivas,
la piel tatuada de saetas de sol.

.................................................
El sol de la tarde luce en la luna del espejo.
A través de la persiana a medio cerrar, iluminan las alcobas.
Juegan y rebotan de reflejo en reflejo como una cascada de luz.
El sol se cuela entre las rendijas de las pestañas y sonríe.
Las arenas reflejan el fulgor de cada gota: lluvia de sol, lluvia de sol.
Y los soles acarician el vuelo de la arena que les devuelve su calor.
Soles y arenas se cuelan entre los dientes del reloj
y atascan el tiempo que se detiene en la luz.
La luz. Quemadura de luna.
Y el sol trepa por los doce peldaños sonoros y se zambulle en el mar;
se alzan crestas blancas hacia las estrellas escondidas en la noche.
Canto infinito de teselas de sol y arena, abrazadas entre lluvia de olas, hasta el arcoiris del amanecer.

................................................
Sentados en un banco del parque, no se miran; dibujan...
Dibujan olas en la arena, a sus pies...
- Tienes la cara cansada.
- Tú también.
Siguen en silencio. Dibujando... dibujando...
- Sí... Tienes razón... bueno... En realidad es porque tenemos arrugas.
Y, al decirlo, se acentúan en la risa de sus ojos.
- ¿Recuerdas cuando todos nos preguntábamos porqué los ancianos tienen arrugas?
Y, al decirlo, se acentúan los paréntesis de sus bocas.
Y los dos a la vez, mirándose a los ojos,
recitan sonriendo unos versos que escribieron hace tiempo.
No recuerdan dónde ni cuándo. Sólo su candor.
"Mis arrugas, tus arrugas...
Las arrugas son de amor:
Todas son olas del calor...
Estos caminos... besos...
Estas veredas... mareas...
Estas sendas... caricias...
Estos surcos... estos surcos..."
No recuerdan cómo seguía el poema... no recuerdan...
Y las manos bajan despacio, del rostro amado al propio regazo.
Embelesados por el rayo verde, se sonríen.
Se levantan y el baile de sus garrotas,
dibuja al caminar un corazón de arena fina.
Un parpadeo de estrellas vuela alegre
hacia el sol poniente, en el horizonte del mar.

"Las arrugas son de amor..." susurran al alejarse.

.

29 comentarios:

  1. Amiga: será por las arrugas, pero has hecho que dos lágrimas caigan sobre el teclado. Y no me avergüenzo por ello.
    Sigo constatando que el amor no sabe ni de edades ni de situaciones y que la poesía de los sentimientos, siempre riman bien con el amor.
    Como tú tan admirabemente haces en esta entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que hermoso, mantenerlo tanto tiempo. Arrugado o terso, el amor manda.

    ResponderEliminar
  3. Aquí si que estamos de catorce de febrero, Fram. Unos cuantos he visto en sus arrugas... Mira, para que luego estén tan mal vistas, con los recuerdos que esconde la piel entre sus pliegues. ¿Verdad?
    Me quedo un ratito en tu arena, que hoy en el único lado que hay sol es aquí.
    ¡Besazos!

    ResponderEliminar
  4. "Canto infinito de teselas de sol y arena"... qué maravilla Fram, la cadencia de palabras y sonidos que posee este texto es asombrosa, has creado en cada fragmento una imagen nítida, pura y entrañable del amor, de sus etapas, de sus maravillas.
    Las arrugas son las carreteras de la vida en nuestra piel, si esa carretera está llena de amor, sin duda el viaje ha merecido la pena.
    Es precioso, de veras, me llenaste de calidez. Un abrazo enorme!!!!

    ResponderEliminar
  5. Ay el amor ... Ojalá podamos llegar juntos a dibujar esas olas de recuerdos en la arena...Y con todas las arrugas que la vida nos va dejando a su paso, que cada una tiene su gran historia...
    Fram... Gracias por estos soles y arenas ;)
    Buen martes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Uffffffff, qué bonito Fram, QUÉ BONITO...

    Recuerdo, de bien pequeño, a mi madre que escuchaba en el tocata (uno de esos de maleta) un disco, de esos singles, pequeño, vaya. Por aquel tiempo estábamos en casa hasta los 6 años que empezábamos el cole. Pues bien, escuchaba yo a mi madre canturrear y le pregunté que qué estaba cantando. Me contestó, "una canción de amor, Jordi".

    Alguien dijo alguna vez que toda la poesía es una nota a pie de página en el libro del amor, y que sin amor no somos personas sino bestias. Me pareció de lo más acertado.

    Lo has bordado, Fram, LO HAS BORDADO.

    Un besazo!!!!

    ResponderEliminar
  7. Estás "sembrá" Framboise. Tu escrito tiene sabor dulce y olor a mar, esencia de cariño y una delicada contundencia emocional muy difícil de conseguir en una historia tan corta.
    Es maravillosa tu historia, dice mil cosas, pero lo que mas me impresiona es lo que se intuye en ella.
    Felicidades pompita
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chicos... me abrumaís...Y no sé muy bien qué deciros...
      Creo que a veces mis dedos escriben solos y se mezclan mis tintas: algunas vivas, otras de recuerdos de la infancia (mi primer amor de los seis años y nuestras manos embadurnadas de la tinta violeta de la primaria y la sonrisa de mi primera maestra ;) y otras tintas de imágenes captadas en el paseo marítimo y que me enternecen tanto que las hago mías.
      No hay ni edad ni lugar ni cirscunstancia que escape de los sentimientos, ni a las sonrisas ni a las lágrimas de esas sonrisas. ¿Verdad?

      Un abrazote grande para cada uno de vosotros. :)

      Eliminar
  8. Una historia de amor, desde la infancia. Que bonito debe ser pasar toda la vida con la persona que se quiere.

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)) Mar, cuando ví a estos ancianitos, hace meses, sentados en un banco, tan solícitos el uno con el otro, me guardé su imagen envidiable como modelo a seguir: se les veía compenetrados y felices. No sé si desde la infancia.
      Pero ver el rayo verde es cuestión de un momentito. ¿No?... ;)
      Bss

      Eliminar
  9. ¡Qué maravilla Fram!
    Me encanta ese sol y esa arena y ese tiempo que pasa y que imprime en cada arruga un amor que no acaba.
    Es una delicia leerte y sentir todo lo que me transmiten tus palabras, ¡tan hermosas!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy una cotilla :D y siempre me ha gustado leer en los rostros todas estas líneas que hablan más claramente que las de las manos: mis preferidas son las de los ojos y la boca donde se ven las sonrisas.
      No hay nada más triste, a mi parecer, que estos rostros que han pasado por el quirófano para borrar las vivencias: todas son importantes.
      Para mí, es un gusto que me leas, Jara. :))
      Besos y... sonrisa ;)

      Eliminar
  10. Siempre me han dado envidia las parejas de personas muy mayores cogidas de la mano en una terraza, o por la calle. Quizás porque yo no lo voy a conseguir jamás. Otra cosa es que sea la pareja original :) Me pierdo en el tercer párrafo, ando espeso... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Diego, es posible que estas parejas arrugaditas no sean originales pero nadie le pide a los sentimientos que lo sean: con que existan y se disfruten, dan sentido a la vida ¿no?...
      ¿Andas espesito?... No me extraña con esta niebla que tenemos encima de la cabeza en Madrid :( y este frío. Pero la nieve sigue bonita en la sierra :)
      Pues ¡a nadar! :) o a andar, recorriendo bancales de albaricoques, mejor que de olivos ;)
      Abrazote grande.

      Eliminar
  11. ;))) Framboise, me da que en esta ocasión mejor te cito:

    'Y las manos bajan despacio, del rostro amado al propio regazo.
    Embelesados por el rayo verde, se sonríen.
    Se levantan y el baile de sus garrotas,
    dibuja al caminar un corazón de arena fina.
    Un parpadeo de estrellas vuela alegre
    hacia el sol poniente, en el horizonte del mar'

    ¡¡Llega al corazón!!, exquisito...;)))
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Me alegra que te haya gustado, Mari. :)

      B7s :))

      Eliminar
  12. Leerte me ayuda a reconocer aún más el valor que las arrugas están asumiendo en mi cara... qué remedio! jaja
    siempre es agradable disfrutar de hermosas palabras que reconocen todo lo bueno que cada uno tenemos, incluso las rechazas arrugas de la edad.

    un abrazo :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D Esil, no te quejes : "La arruga es bella" ;)
      Si son muchas, dicen mucho de la plenitud y la belleza de tu vida y quien te quiere, no verá más que esta belleza.

      Un abrazo con dos :) :)

      Eliminar
  13. las arrugas salen de vivir la vida, del sufrimiento, de los gestos de pena o alegría. Cada arruga es un sentimiento. He vuelto, seguro que me identificas. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :))) ¡¡ A la primera !! :)))
      Y mira las arrugas que me han salido a cada lado de la boca: (( ... )) de alegría por tu vuelta. ;)
      Un besote grande, grande, envuelto en pompitas. (( ... ))

      Eliminar
    2. Aunque no sé cómo me las voy a apañar para leerte otra vez, con tus cambios :( Sabes lo negada que soy con el cacharrito snif...snif...
      Bueno... pues ¡otro estudio y otro reto! ;)
      ...Y ahora me saldrán más arrugas en la frente de tanto intentarlo :D:D

      Eliminar
  14. Espero que puedas ver el sol aunque sólo sea una mijina ;)
    Buen fin de semana .
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fin de semana bien larguito, un poco "desparramado" ;) pero muy interesante :))
      Lo mismo te deseo, Laura. :))
      Besos

      Eliminar
  15. el amor tiene la ultima palabra. siempre manda

    ResponderEliminar
  16. Qué preciosidad nos has dejado esta semana aquí. El recorrido de la vida de la mano del amor
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por muchos tumbos que dé la vida, siempre tiene un hilo conductor. A veces tiene el mismo color, otras cambia; pero es este hilo el que une los retales del patchwork ¿verdad? ;)
      Besos de vuelta.

      Eliminar
  17. Hola Framboise. Me encanta leerte. Estos últimos relatos me han hecho imaginar algo que guardo en el fondo de mi alma y que a veces me sirve para entenderme y escucharme a mí mismo: viajar en tren una tarde veraniega, de esas pesadas, de esas en las que nadie viaja. Suena raro, pero pensar que viajo en tren mientras llevo los auriculares y escucho una voz de mujer (la misma voz que relataba la serie de TV "Memoria de España") que lee con cuidado lo que escribes en tu entrada, me hace sentir genial. El tren se mueve rápido y en silencio, bamboleándose como una barca en una cala tranquila. Estoy tranquilo... las arrugas.... las arrugas, yo quiero arrugas en mis ojos, me gustan las arrugas alrededor de los ojos (es un secreto). Porque las arrugas son de amor.

    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Guille, tú ya tienes algunas arrugas alrededor de los ojos: las de tu amor por la Naturaleza ;) Yo te las veo en cada foto que nos regalas y en el entusiasmo con que nos acercas a tus descubrimientos.
      Y a mí, se me dibujan hoy al leerte. :))
      A mí, también me gustan los viajes en tren: este traqueteo que mece, te regala espacio para soñar.
      No dejes de viajar... y terminarás como una manzanita arrugadita :D : Son las más sabrosas.
      Besotes y sonrisa grande :)

      Eliminar