martes, 15 de noviembre de 2016

Callejeando

Confieso que mi desorientación va a más, día trás día... ¿Será la edad? O ¿Será el mundo que me rodea que de repente gira al revés?... Leo el periódico, miro la tele, me fijo, me limpio las gafas una y otra vez y... nada. No me lo puedo creer...Me he perdido. No entiendo nada. Y me encuentro en una encrucijada de direcciones que no me apetece seguir.




Ni una señal encuentro para guiar mi caminar



Doy vueltas y vueltas y siempre me encuentro en el mismo sitio:


Así que me siento y espero... Espero y pienso...


Mas, como no me sirve tampoco, me levanto y sigo


En algun momento encontraré una calle que me guste, digo yo...

Por aquí huele bien... Seguiré mi instinto.


**********************************************
Pompita de un día raro, a las ocho...
Otro día os traeré el bizcocho :)
.

14 comentarios:

  1. jajajajajajaja, MOLT BON DIA, FRAM!!! Pues mira, me han enviado una foto que dan nieve por encima de los 600:

    http://www.paridasclub.com/wp/wp-content/uploads/2015/01/fotonoticia_20150119111743_800.jpg

    ¡y eso que está raso completamente!, jajajajajajaja... Y teniendo en cuenta que estoy un poco resfriado, pues esa última foto que has puesto de los bizcochos hace que quiera adelantar las agujas del reloj para el chocolate de esta tarde con los idem COSA FINA, jajajajajaja...

    beeeeeeeSAZO!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Jordi... con la que cae (y a cualquier altura) es la mejor elección. Un chocolatito con bizcocho.
      Fresquita, fresquita mañana soleada en la sierra. Y la luna otra vez espléndida ayer noche. :)
      Besote, tabernero. Y cuidate. :)

      Eliminar
  2. Parece que su camino entre tanto angustias y amarguras termina bien, pero que muy bien. En mi ciudad hay una calle de Las impertinencias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, es mejor no hacer caso de lo que ves y dejarte guiar por lo que hueles y te atrae. :)
      Calle de Las Impertinencias... sería bueno investigar y descubrir el porqué de ese nombre. ;) Seguro que tiene una historia interesante.
      Un abrazo, dlt, y una sonrisa. :)

      Eliminar
  3. Pues menos mal que no te apetecía seguir, en ese lío, te vino bien el descanso para encontrar el to´pa´panl y llegar hasta el bizcocho que es lo que tú querías... y enséñanoslo :))
    Muy divertida Fram.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descansar de ver telediarios es lo que tengo que hacer. Agota. :(
      Y estar con las manos en la masa delante de los fogones, es más productivo y placentero a corto plazo.
      El "bizcocho" está gestionándose en el caldero de mi "cocina"... :D Será para el mes que viene, creo... si me sale bien :D
      Besos, Laura. :)

      Eliminar

  4. Passei para uma visita.
    Bom fim de semana com tudo de bom!!!
    Beijinhos.
    ♫♪ه° ·.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, Magia da Inês.
      Y buen fin de semana también para ti. :)

      Eliminar
  5. Me has recordado al tipo que se pasea por mi cueva sin decidirse a pararse en ningún lado :) Bonito callejero para una ciudad utópica :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Diego... La calle de la Amargura ¿bonita?... Otro día traeré al callejero otras que me gustan más. :)
      Tu monigote es incansable andando :DD
      Yo, me tuve que parar un rato (mis pies, ya sabes) pero el olor del bizcocho... jaja

      Eliminar
  6. Tu callejeo es como un mapa para encontrar el tesoro, y, mira, con los fríos que estamos teniendo un bizcocho con un té, chocolate o lo que te apetezca más te puede arreglar el día. Para mí con un cafelito expreso.

    Me encanta callejear y a veces mi rodilla se pone tonta y me lleva sin querer por la calle de La Amargura.

    Un placer, Framboise, y sigamos divirtiéndonos que eso nos mantiene guapas y lozanas.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Marchando este expreso! Me pediré un descafeinado (los insomnios...) y compartimos un bizcocho :D
      Hacer una pausa en el callejeo viene muy bien para no castigar las rodillas que con este frío ¡hay que ver lo que incordian ellas también!
      Y de paso, consultamos el plano en busca del tesoro. (de la vista seguimos bien ¿no? :) (a ver dónde he dejado mis gafas de colorines...)
      Un beso, guapa y lozana vecina. El placer es mío también. Sonrisas. :))

      Eliminar